¿Qué es EMDR?

Son las siglas en inglés de una técnica llamada DESENSIBILIZACION Y REPROCESAMIENTO POR LOS MOVIMIENTOS OCULARES (Eyes Movements, Desensibitation and Reprocesing).

EMDR  es un abordaje psicoterapeútico  indicado en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia hasta accidentes y desastres naturales. También se usa EMDR para aliviar la angustia y/o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo y otros problemas cuyo orígen es una experiencia traumática para la persona.


La técnica c
onsiste en la estimulación bilateral sensorial alternada (movimientos oculares, sonidos u estimulación táctil), lo que ayuda a procesar los hechos traumáticos vividos por el paciente. Esto produce un flujo de información entre ambos hemisferios cerebrales, activando la información bloqueada como consecuencia del trauma y estimulando al cerebro para encontrar nuevas soluciones funcionales y realistas  resolviendo por lo tanto el problema.

Para cada paciente y cada problema, el abordaje requerido y el resultado obtenido difiere substancialmente. Es una terapia “a medida”.

Cómo se desarrolló EMDR

En 1987, Francine Shapiro, Psicóloga Norteamericana, observó por casualidad que los movimientos oculares en ciertas condiciones, pueden reducir la intensidad de los pensamientos perturbadores. Esto fue el principio del desarrollo de este método terapéutico. Inició una investigación (Shapiro, 1989) con sujetos traumatizados en la guerra de Vietnam y víctimas de abuso sexual para medir la eficacia del EMDR.

Numerosas investigaciones realizadas desde entonces hasta hoy, avalan la eficacia de EMDR para tratar el Estrés Post Traumático (TPEP), con resultados que muestran mayor nivel de efectividad que cualquier otra intervención terapéutica.

¿Qué pasa durante una sesión de EMDR?

 En el proceso con EMDR, el terapeuta trabaja con el paciente para identificar un problema específico que será el foco del tratamiento.
 El paciente describe el incidente traumático, a partir del cual el terapeuta ayuda al paciente a seleccionar los aspectos más importantes y que más lo angustian de dicho incidente.
 Mientras el paciente hace los movimientos oculares (o cualquier otra estimulación bilateral) le vienen a la mente otras partes del recuerdo traumático, otros recuerdos, sentimientos o pensamientos.


 Durante la terapia, los sentimientos pueden intensificarse y a veces emerger antes de alejarse o desaparecer del todo. Nuevos recuerdos pueden surgir ó viejos recuerdos pueden intensificarse ó aparecer con más nitidez, y lo más significativo de todo, las propias creencias acerca de uno mismo o el mundo, generalmente basadas en interpretaciones erróneas por las experiencias pasadas, cambiar drásticamente hacia el final de la sesión o de una serie de sesiones.

 

La estimulación bilateral facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional.

El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención.

El objetivo es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una resolución adaptativa.

En las palabras de Francine Shapiro, esto significa:

  1. La desaparición o reducción considerable de los síntomas.
  2. Un cambio en las creencias (de una creencia negativa sobre sí mismo, por ej.: "soy inútil" o "no sirvo para nada" a una más positiva: por ej.: "soy valiosa/o");
  3. La posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.


¿Qué es un trauma?

La palabra trauma deriva del griego y significa herida.

El trauma es una herida que puede ser provocada por variadas situaciones. Cuando oímos hablar de traumas lo asociamos a problemas originados por grandes desastres naturales como terremotos o huracanes. También aquellos causados por el hombre, como guerras, accidentes, abusos, etc. Los especialistas los denominamos Traumas con "T" por la gran magnitud de sus causas.

También existe otra categoría de traumas con "t", cuyo origen está relacionado con hechos, aparentemente, de menor importancia. Sin embargo, la importancia de las causas del trauma no determina la calidad del daño que éste produce. Puede ser tan dañino un "Trauma" como un "trauma", porque sus efectos dependerán de cada persona, de su historia y entorno afectivo, del momento en que se haya producido y de su reiteración a lo largo del tiempo.

El trauma, no importa su origen, lastima de tal manera la salud, la seguridad y el bienestar de la persona, que ésta puede llegar a desarrollar creencias falsas y destructivas sobre sí misma y  sobre el mundo.

Trauma para EMDR es toda experiencia del sujeto que ha bloqueado el Sistema de Procesamiento Adaptativo de la Información . Este bloqueo supone que la información depositada de manera disfuncional no permita la adecuada integración de la experiencia a las redes neuronales, siendo responsable de los síntomas del paciente.

Toda experiencia que al ser recordada todavía genere algún grado de perturbación, estará indicando el bloqueo de nuestro sistema adaptativo de información.

MODELO NEUROFISIOLOGICO

 Francine Shapiro ha concebido EMDR como un modelo sustentado en la Neurofisiología.

La autora parte de un principio muy simple : el organismo tiene diferentes sistemas: Digestivo, Respiratorio, Inmunitario, Nervioso, etc.


El sistema nervioso  es el encargado de procesar la información de las experiencias del sujeto. El cerebro debe tener un sistema que integra las experiencias y que ha sido llamado Sistema de Procesamiento Adaptativo de la Información (SPIA).
Este sistema sería el encargado de procesar las experiencias vividas, asociándolas en redes neuronales vinculadas, de modo que podamos acceder a esta información y ésta pueda ser utilizada en otras situaciones.
Este Sistema de Procesamiento de Información puede quedar bloqueado en el momento en que el sujeto queda afectado por una experiencia que llamaremos trauma.

En resumen,

  1. El cerebro debe presentar un sistema que permita la resolución de la mayoría de las situaciones. Este sistema puede quedar bloqueado e impedir el funcionamiento adecuado.
  2. El sistema al que se hace referencia es llamado: Sistema de Procesamiento Información Adaptativo (SPIA). Normalmente procesa la información de las experiencias del sujeto y las procesa tomando de ellas los aspectos positivos y utilizando los negativos para crear conexiones de aprendizaje de las mismas. Solo será indicado EMDR cuando este sistema se encuentre bloqueado para procesar ciertas experiencias.
  3. Este bloqueo afecta pasado, presente y futuro.
  4. EMDR puede desbloquear el trauma y resolver los síntomas solo si es utilizado de una manera adecuada, siguiendo los protocolos y procedimientos validados como eficaces.