Intervención Infantil

En ocasiones, aparecen en los niños dificultades como rabietas, fobias, celos, timidez, falta de comunicación, miedo o rechazo al colegio, impulsividad o incluso agresividad… Hay que tener en cuenta que el niño no suele hablar de sus problemas, ya que no siempre que existe un problema se tiene la suerte de saber cuál es. En muchas ocasiones se sienten mal y se comportan en consecuencia sin saber qué es lo que les está haciendo actuar así.

Lo que es importante, es aprender a escuchar a los hijos y saber valorar que ellos, aunque pequeños, también tienen sus preocupaciones que les hacen sufrir y a veces les cuesta expresar. El no sentirse comprendido es muy duro para cualquiera que lo esté pasando mal.

La evaluación es el primer paso para acercarnos al problema del niño y para seleccionar la estrategia de tratamiento, pero el trabajo que se lleva a cabo debe involucrar a las personas que forman parte activa de la vida del niño. Nos referimos principalmente a la familia que tanto puede llegar a hacer por el bienestar del pequeño. Cuando se trata de problemas infantiles, su foco normalmente está por igual en el niño y en la situación de la familia.

Si tienes alguna consulta sobre tus hijos, no dudes en pedir una cita y valoraremos juntos  la necesidad de intervención.

A continuación presentamos un listado de los problemas mas frecuentes.

 

ÁREAS DE TRABAJO CON NIÑOS:

 

  • Evaluación psico-pedagógica.
  • Orientación a los padres.
  • Depresión
  • Celos
  • Miedos (miedo a la oscuridad, miedo a quedarse solo, miedo a ir al colegio, etc.)
  • Traumas (ver apartado EMDR).

 

  • Timidez extrema y/o aislamiento social.
  • Agresividad · Acoso escolar
  • Problemas en el establecimiento de hábitos (a la hora de comer, de ir a dormir,…)
  • Manejo de rabietas.
  • Abusos sexuales…