No siempre es fácil evolucionar en el aspecto personal cuando surgen complicaciones. Con frecuencia los problemas aparecen cuando manejamos mal las dificultades de la vida cotidiana o nos empeñamos en repetir estrategias viejas para problemas nuevos, lo que no siempre funciona.

No debemos esperar a que el sentimiento de fracaso se apodere de nosotros. Siempre hay otras soluciones, otras maneras de abordar los problemas, que no siempre somos capaces de percibir si no nos ayudan…

Durante la terapia, mi labor consiste en acompañar al paciente en su proceso de crisis. Mi trabajo se encuadra dentro de un marco de orientación cognitivo-comportamental y sistémico, analizando junto con el paciente su situación y contextualizándola en su sistema de vida y valores. No obstante, éste es sólo el marco, donde caben muchas otras técnicas y métodos de trabajo que se adaptan a cada persona y a su situación concreta. En este proceso de acompañamiento, se crea un espacio sin juicios, de reflexión y diálogo, donde se busca dotar y/o movilizar los propios recursos del paciente para superar el momento vital que le ha llevado a pedir ayuda.